Fuente: Gustavo Méndez/El Universal vía Venezuela Noticia

El respaldo que profesan al Gobierno y al socialismo del siglo XXI no es óbice para que el Sindicato Nacional de la Fuerza Unitaria Magisterial (Sinafum) exija, en su Proyecto Bolivariano de Convención Colectiva, un incremento de salarios que ronda 150%.

La novedad de la propuesta contractual radica en normar los pagos, de acuerdo con cada nivel de instrucción. De esta manera se eliminan las categorías I, II, III, IV, V y VI.

Sinafum justifica la nueva configuración, cláusula 41, bajo la premisa de “igual trabajo, igual sueldo, tomando en cuenta los títulos docentes de maestro normalista o Br. docente; TSU en Educación y licenciado o profesor en Educación”.

Es así como un bachiller docente o normalista, con una carga horaria de 47 horas devengará 3,5 salarios mínimos, es decir, BsF 2 mil 800. Actualmente percibe cerca de BsF 783 el docente I con 33,3 horas.

Los técnicos superiores universitarios (TSU) con la mismas horas de trabajo devengarán 4,5 salarios mínimos. Esto da un total de BsF 3 mil 600.

Los profesionales con título de licenciado estarán por el orden de los 5 salarios mínimos, que significarían BsF 4 mil.

Quienes ya ejerzan la docencia y estén cursando el séptimo semestre de la carrera, el Gobierno les cancelará 3,25 salarios mínimos.

De igual modo se estipula una serie de alzas en cuanto a las primas por profesionalización, región geográfica, zonas de peligro y bono nocturno.

En cuanto a otras reivindicaciones, Sinafum exige 90 días de bono vacacional. Actualmente el Ejecutivo nacional cancela 60 días.

Para los aguinaldos se solicita 120 días con respecto a los 90 que devengan en el presente los docentes.

Ipasme para todos

Aunque el Gobierno se niega a esta solicitud, el gremio insiste en que sean beneficiados con este tipo de pago el personal jubilado y el pensionado.

Sobre la seguridad social y asistencia médica, Sinafum promueve que el Ipasme se integre al Sistema Único de Salud. La cláusula 25 señala: “… conviene que a los fines de la seguridad social y preservación de la salud del educador y su carga familiar (ascendientes, descendientes, cónyuge) el Ministerio del Poder Popular para la Educación, a través del Ipasme, instrumentará una política de sistema único de salud, mediante el cual la hospitalización, la cirugía, odontología, la maternidad, los análisis de laboratorio en extenso, y la medicina, específicamente con prescripción médica, serán costeadas por el Estado, bajo el principio constitucional de la gratuidad de los servicios de salud”.

About these ads